Tapa del libro «Zeev Jabotinsky, eterna fuente de pensamiento y liderazgo»

“Zeev Jabotinsky, eterna fuente de pensamiento y liderazgo” es el título de una colección de artículos de destacados y prestigiosos líderes políticos del Estado de Israel, que reconocen de la influencia de la filosofía del fundador del movimiento juvenil sionista Betar y el denominado sionismo revisionista en su cosmovisión judía.

Publicado originalmente por el diario israelí Yediot Ajronot, bajo el título “Líderes hablan de Jabotinsky, prologado por Neyra Meir, Rosh Hanagá de Betar Mundial, incluye un muy interesante material que describe el impacto que el pensamiento de Jabotinsky les produjo a Reuben Rivlin,, Binyamin Netanyahu, Itzjak Hertzog, Yair Lapid, Benny Gantz, Yuli Edelstein, Avichai Mandelblit, Avigdor Liberman, Tzaji Hanegbi, Tzipi Livni, Danny Danon, Dani Dayan ,Yaakov Hagoel, Sivan Rahav Meir, Yair Assiskovitz, Avshalom Kor, Moshe Lion, Boas Bismuth, Yaakov Sicka Aharoni, Yossi Ahimeir y  Herzl Makov; mediante relatos, vivencias personales, de quien definió, varios antes del establecimiento del Estado de Israel, una doctrina para temas políticos, , seguridad y cultura, vigentes en la actualidad.

Este material, de indudable valor ha sido traducido al castellano en memoria y homenaje del dirigente comunitario uruguayo Mauricio Oberlander z”l, y publicado hace unos meses en Montevideo, Uruguay, incluyendo palabras de Hernán Feldman y Gerardo Stuczynski, relacionadas con el accionar del homenajeado tanto en instituciones de  comunidad judía uruguaya como en diversas ´áreas del Movimiento Sionista Mundial.

Entre los temas abordados por los autores de los artículos se encuentran porque Jabotinsky afirmaba que “cada individuo es una res”, la importancia de tener ·un único estandarte (Jad Nes), el Estado Judío en Eretz Israel; el “pionerismo y activismo sionista”, el “Hadar”, la tesis de seguridad que consideraba necesario que tuviera el Estado Judío: “la muralla de hierro”, el desarrollo y utilización de “la lengua hebrea”, entre otros.

Deja un comentario