La Knéset finalizo hace instantes la votación en segunda y terceras lecturas y quedó finalmente disuelto el gobierno. El primer ministro Biniamín Netanyahu intento convencer al partido Israel Beitenu-liderado por Avigdor Liberman-y los partidos ultraortodoxos no lograron ponerse de acuerdo respecto de la Ley de Enrolamiento al Ejército, y ello impidió que se forme la coalición de gobierno.

En la votación que se llevó a cabo en el Parlamento israelí hace pocos minutos, 74 votaron a favor de la disolución y 44 en contra de esta medida. Luego de la votación, el primer ministro aseveró: «En 8 meses Liberman nos llevo a dos elecciones por sus ambiciones personales». Por su parte el líder del partido Israel Beitenu redobló la apuesta: «No logramos acuerdos en nada. Likud es culpable. Vamos a nuevas elecciones». En una sesión parlamentaria caliente dónde se cruzaron acusaciones.

Es la primera vez en la historia democrática israelí que se va a una segunda elección nacional en un mismo año. Una situación que marca un precedente en la historia del país.

Deja un comentario