En el marco del Día Universal de los Derechos Humanos y del Día del Trabajo Social, que se celebran cada 10 de diciembre, el departamento de Programas Sociales de AMIA destacó la importancia de ambas fechas para renovar el compromiso con la tarea que realizan en pos de garantizar la calidad de vida de las personas, especialmente de los grupos más vulnerables.

A través de los equipos que integran el Servicio Social, y las áreas de Personas Mayores, Voluntariado, Infancia y Discapacidad, el sector trabaja, de manera cotidiana, para promover los derechos sociales y garantizar los derechos humanos de la población alcanzada por los diferentes proyectos que llevan adelante.

Los equipos de profesionales que en AMIA se dedican al trabajo social desarrollan una tarea esencial para acompañar y brindar respuestas concretas a las personas que más las necesitan en el ámbito de la asistencia alimentaria, de salud, vivienda, ropa, apoyo escolar, y socialización, entre otros muchos aspectos.

“Con un enfoque de promoción de los derechos sociales, trabajamos para lograr el desarrollo de la autonomía de cada persona como sujeto de derecho”, expresó Fanny Kohon, directora del área de Programas Sociales de la institución.

“Reparar el mundo es un mandato ancestral y el lema que inspira a cada uno de los proyectos que llevamos adelante en AMIA en el terreno social para generar nuevas oportunidades”, agregó Fanny Kohon. “Mejorar la calidad de vida de las personas y fortalecer la inclusión son las grandes metas de nuestro trabajo”.

En este marco, el departamento de Programas Sociales de AMIA trabaja también de manera articulada con los equipos de El Joint, Jabad y Tzedaká. Las cuatro organizaciones integran la Red de Protección Social de la Comunidad Judía, una alianza que, sobre el pilar de la cooperación y el trabajo conjunto, fomenta la inclusión comunitaria y genera proyectos que permiten brindar más y mejores respuestas.

Fuente: Prensa AMIA

Deja un comentario