Reproducimos un artículo publicado en el diario de Israel «The Jerusalem Post» titulado «Nerya Meir: Israel`s bridge to diaspora» (https://www.jpost.com/diaspora/article-722019?s=09) . En la nota el jefe del Departamento de Diáspora de las Organización Sionista Mundial se refiere acerca de los desafíos que deberá enfrentar el próximo gobierno y los puentes que se deben tender con la diáspora.

“Entiendo que hay cierta preocupación entre ciertos segmentos en Israel y Estados Unidos sobre el hecho de que la derecha política de Israel liderará el próximo gobierno”, dice Meir, de 42 años, quien se ha desempeñado como miembro del Ejecutivo sionista. en nombre del Movimiento Mundial Likud desde 2015. “Pero estoy feliz de que se haya expresado esta preocupación, porque significa que la gente se preocupa por Israel. Me preocuparía más si la gente dijera que no podría importarles menos”.

Como representante de la WZO ante las comunidades de la diáspora, Meir es lo suficientemente sensible como para reconocer que los líderes del próximo gobierno de Israel no pueden descuidar los intereses y deseos de la comunidad judía fuera de Israel. “Debo explicarles a mis colegas que estarán en la Knesset la importancia de ver el panorama general”, dice. “No podemos mirar la empresa sionista y los desafíos que se presentan hoy exclusivamente a través del prisma de los ciudadanos judíos de Israel. Debemos tener una perspectiva judía mundial”.
Israel, explica, pertenece a todo el pueblo judío, y el sueño del pueblo judío debe incluir también a los judíos de la diáspora. Del mismo modo, agrega Meir, la visión de los judíos de la diáspora también debe incluir a Israel. “Después de que su ira disminuya”, agrega, “debemos asegurarles que no vamos a hacer nada drástico que afecte negativamente a los judíos de la diáspora. Hay áreas de desacuerdo, pero debemos encontrar tantos puentes como sea posible”.

Para mantener un canal de comunicación claro y abierto entre el gobierno israelí entrante y las comunidades de la diáspora, Meir dice que su departamento enviará delegaciones y misiones del gobierno israelí a las comunidades judías de todo el mundo para aumentar el entendimiento entre las diferentes comunidades.

“Creo que la derecha política en Israel tiene menos conciencia de la comunidad judía en la diáspora”, dice. «El conocimiento es poder; los judíos de la diáspora necesitan saber más sobre Israel, e Israel necesita saber más sobre la diáspora. Esto reducirá las barreras y ayudará a establecer conexiones”.

“Meir reconoce que los líderes del próximo gobierno de Israel no pueden descuidar los intereses y deseos de la comunidad judía fuera de Israel”

Meir, quien se convirtió en jefe del departamento de Diáspora en la WZO en mayo de 2021, creció en el asentamiento de Ofra en Samaria, sirvió en las FDI en una unidad especial de paracaidistas, está casado y es padre de cinco hijos. Vive en Rehelim, un asentamiento en Samaria.

“Nuestro trabajo principal en el departamento de Diáspora es conectar a los judíos con Israel”, explica. “Creemos que hoy, la conexión de uno con Israel debe ser parte de la identidad judía”.

La división Diáspora de la WZO es responsable de América del Norte, América Latina, Europa, Australia y Sudáfrica. Meir señala que los judíos de la diáspora no son monolíticos y que la organización necesita operar de manera diferente en diferentes países y regiones. No es casualidad que el personal del departamento incluya hablantes de inglés, francés, español y portugués. La filosofía de Meir para WZO ya se está implementando en su departamento.

En su opinión, el sueño común entre los judíos de todo el mundo con respecto a Israel y Jerusalén ya no existe. “Cuando miro hacia atrás 200 años”, dice, “teníamos sueños comunes. Los judíos de Yemen y Polonia compartieron una visión utópica de Jerusalén.

Después del establecimiento del estado, el sueño común desapareció. Los israelíes se centraron en el aquí y el ahora de Israel, y los judíos de la diáspora comenzaron a centrarse más en sus propios desafíos crecientes, como el antisemitismo, la asimilación y la continuidad judía”.

La Organización Sionista Mundial, dice Meir, es la herramienta fundada por Theodor Herzl para establecer el estado judío. “Debemos crear un sueño común”, dice Meir, refiriéndose a los judíos de Israel y las comunidades judías de la diáspora. “Podemos discutir sobre cómo se manifestará el sueño, pero debemos mantener un sueño común”.

En ese sentido, Meir ve su tarea como jefe del departamento de Diáspora en WZO para crear un sueño compartido y tomar las principales ideas del sionismo y hacerlas relevantes para las comunidades de la diáspora, utilizando herramientas y enfoques modernos.

En base a esto, Meir y su equipo abrieron nuevos programas que satisfacen las diversas necesidades de las diferentes comunidades judías de todo el mundo. “Nuestros dos objetivos principales son, uno, estimular el discurso sionista para que sea relevante para todos los judíos, y dos, volver a conectar el liderazgo y el sionismo, como lo fue en los días de Herzl y el establecimiento del estado”.

Para el primer objetivo, Meir y su departamento desarrollaron programas que utilizan herramientas modernas para hacer accesible el sionismo. Por ejemplo, colaboraron con KAN II para crear una aplicación única en la que los jóvenes judíos de habla hispana pueden ver películas, series de televisión y clips que les muestran la vida en Israel a un nivel muy alto. Las películas y los materiales fueron traducidos al español. De esta manera, el sionismo se vuelve muy accesible, reduciendo la gran distancia física y mental.

Para el segundo objetivo, el departamento de Diáspora ha desarrollado varios programas de liderazgo que toman a jóvenes judíos talentosos de todo el mundo y les brindan herramientas de empresas israelíes emergentes. Durante estos diversos programas, los jóvenes visitan Israel y se exponen al futuro israelí. Actualmente se está realizando un seminario en Argentina, por ejemplo, donde decenas de jóvenes de diferentes comunidades están aprendiendo a conectar el liderazgo con el sionismo.

Dice Meir: » Invertimos mucho en la generación más joven, en el espíritu empresarial y en aprender sobre el sionismo con el entendimiento de que se convertirán en los líderes de las comunidades judías en el futuro, ya sea en la diáspora o en Israel».

Otro programa del que habla Meir es uno en el que el departamento de la Diáspora acompaña a jóvenes judíos de los EE. UU. que han completado el servicio militar voluntario como soldados solitarios en Israel y han regresado a los Estados Unidos después de completar su servicio.

“Estos hombres y mujeres jóvenes talentosos fueron combatientes en las FDI y contribuyeron con algunos de los mejores años de sus vidas por el bien de Israel. Ahora ha llegado el momento de que les retribuyamos”, señala Meir.

Como parte del programa, el departamento brinda orientación profesional, becas y asistencia, y conecta a los jóvenes con las actividades sionistas en todo Estados Unidos.

Meir dedica mucho tiempo y energía a los Estados Unidos. “De muchos años de experiencia, aprendí que el enfoque principal del Estado de Israel en la educación judía en los EE. UU. era con las escuelas diurnas judías, que representan el 16 % de toda la educación judía en los EE. UU. (y el 90 % de ellas son ortodoxas). ). Pero la gran mayoría de los jóvenes judíos en Estados Unidos, el 84%, están en el sistema educativo público.

“Reconocimos que la inversión de Israel estaba en conflicto con las proporciones de la población. Israel invirtió mucho en el grupo minoritario, que ya tiene una fuerte conexión con Israel, e invirtió poco en el grupo mayoritario que estudia en la escuela pública, que a todas luces tiene los mayores desafíos”.

Por eso incursionaron en este campo de manera muy significativa, y en el último año han desarrollado programas que dan respuesta a estos jóvenes en tres áreas principales:

En educación judía complementaria, el departamento de Diáspora creó programas a largo plazo para una educación significativa sobre Israel, en cooperación con varias federaciones judías importantes en los EE. UU. y Canadá. En el área de adultos jóvenes y adolescentes, están colaborando con las organizaciones juveniles judías más grandes de Estados Unidos en proyectos, por ejemplo, en el Área de la Bahía, enfocados en sus participantes.

Finalmente, en los campamentos de verano, llevarán a cabo un programa piloto que enseñará a los campistas sobre Israel este verano. “Solo a través de una inversión masiva, con modestia y determinación con las organizaciones locales, podemos crear revoluciones”, dice Meir.

Cuando se trata de miembros no afiliados de la comunidad judía en la diáspora, Meir dice que hay dos principios operativos. “Primero, queremos que entiendan el Israel moderno, mostrarles que ya no es un país de camellos o un país necesitado, sino un país fuerte y en crecimiento. Los necesitamos para que se conviertan en socios en la visión y el sueño del Israel moderno.

“Los judíos de la diáspora, especialmente los de los EE. UU., tienen mucho que aportar a Israel como socios en el sueño sionista . En segundo lugar, necesitamos crear un diálogo con ellos sobre los inicios del sionismo moderno, ver a Herzl como el primer empresario sionista y aprender de los primeros líderes sionistas cómo crear revoluciones. “Los sueños de Israel deben incluir a todo el pueblo judío”, dice Meir, “y la visión de la diáspora debe incluir a Israel. Cuando ocurra algo en Israel, quiero que las sinagogas de San Antonio y Palo Alto tomen nota.

“De la misma manera, si algo les sucede a los judíos en la diáspora, me gustaría que las sinagogas en Ofra y Beit El hablaran sobre los judíos de la diáspora. Veo mi trabajo como un puente para lograr esto. Es mi misión personal”.

Este artículo fue escrito en cooperación con la Organización Sionista Mundial.

Deja un comentario