Como todos los años, el Departamento de Programas Sociales de AMIA organizó la entrega, a más de mil personas destinatarias, de los productos tradicionales de la festividad de Pésaj.

Para que puedan compartir y cumplir con las costumbres de esta celebración, los concurrentes del Centro Integral de Personas Mayores, voluntarios y familias del Servicio Social de la institución, recibieron una caja de matzá y una caja de harina de matzá.

Los organizadores informaron que, bajo estrictos protocolos sanitarios y con cita previa en la sede de Uriburu 650, la distribución de los productos continuará hasta el jueves 14 de abril.

Todos los años, el área de Programas Sociales de AMIA realiza estas entregas antes de la festividad de Pésaj, para acompañar a las familias en estas fechas tan especiales y para que puedan vivenciar esta celebración “haciendo honor a nuestro legado, nuestras raíces y nuestra tradición», señalaron desde el Departamento de Programas Sociales.

Pésaj significa «pasaje» en alusión a las casas del pueblo judío que fueron salteadas en el momento en que se lanzó la última plaga, la cual condenaba a muerte a los primogénitos. Como es tradición, durante 8 días se evita el consumo de todo alimento fermentado o leudado (jametz), en recordación a la huida de Egipto, en la que no hubo tiempo de dejar leudar el pan y el resultado fue la Matzá.

«Cada año, esta festividad nos invita a renovar el sagrado mandato universal que nos une, y a reconocernos en nuestra capacidad de emerger y resurgir como pueblo», remarcaron.

Fuente: Prensa AMIA

Deja un comentario