La estatua del presidente Rivlin, que el 7 de julio culminó su mandato, ya está instalada los jardines de la residencia presidencial que se encuentra en la ciudad de Jerusalem, en el denominado distrito de los ex presidentes de Israel,

La obra, un bronce esculpido por la artista Sigalit Landau, se ubico junto a las estatuas de los predecesores de Reuven Rivlin y está colocada, sobre un pilar de mármol en donde se incrustó una placa conteniendo una cita que dice: «En la casa de mis padres inhalé el espíritu humano, absorbí el esplendor de Jabotinsky y la tradición judía. Pero, sobre todo, aprendí a escuchar. Aprendí a respetar las creencias de los demás y a reconocer su dolor. En mi casa, aprendí que sin escuchar, no hay aprendizaje, y sin aprender, nada se puede enmendar».

La escultora Sigalit Landau nació en Jerusalem en 1969, donde se crio en y estudió en Bezalel, Academia de Artes y Diseño, graduándose en 1994, luego de haberse perfeccionado el año anterior en la Escuela Cooper Union de Arte y Diseño, de la ciudad de Nueva York.

Landau es una artista multidisciplinar que desarrolla su obra en los ámbitos de la pintura, el video, la performance y, sobre todo, la escultura, habiendo obtenido una gran cantidad de premios y distinciones internacionales.

El presidente Rivlin agradeció a la artista por el trabajo y dijo: “Sigalit Landau es una artista única con una reputación de renombre mundial. Nehama (su fallecida esposa) siempre me hablaba de sus obras. Solo puedo estar orgulloso de tener el honor de que mi cara fuese moldeada por sus manos. Gracias Sigalit por ser tan amable y llena de energía en el proceso creativo».

Deja un comentario