El laberinto electoral israelí. Por Víctor Zajdenberg

El panorama electoral que se presenta en el mes de Marzo en Israel refleja un verdadero laberinto. En primer término no existe más la división entre la “derecha” y la “izquierda” de épocas pasadas. Desde la 2ª. intifada del año 2.000 el poder se disputa entre partidos de centro y de centro derecha.

El Laborismo lucha por subsistir y la izquierda la sostienen Meretz, ex Mapam, y Hashomer Hatzair. La última encuesta de Canal 13 vuelve a dar a Likud de Bibi Netanyahu la primacía con 32 mandatos. El más cercano a Bibi sería el periodista y conductor de televisión Yair Lapid, con 18 representantes. Fundador en 2012 de Yesh Hatid (Hay Futuro) representa a intelectuales del centro político “anti Bibi”.

El Gral. Benny Gantz de Kajol-Laban (Azul-Blanco), ex socio de Lapid, cometió un enorme error político. Rompió su alianza con Lapid y formó gobierno con Netanyahu, cometiendo un grave suicidio político. Antes de mencionar a Gideon Saar, momentáneamente 3º en las encuestas, hablaremos del Likud. Likud Israel es el partido político mejor estructurado y consistente del país y con elecciones internas.

En 2020, Netanyahu resultó ganador con un 75% de los votos mientras que Saar obtuvo solo el 25%. Esta contienda democrática interna del partido provocó el alejamiento de Gideon Saar del mismo. Su vocación personalista lo impulsó a crear su propio partido Tikvá Jadashá (Nueva Esperanza). Saar llevó consigo a integrantes del Likud, entre ellos a Benny Beguín, con nombre pero sin votos.

La plataforma política de Saar es semejante a la del Likud pero la consigna será: “sin Netanyahu”. Yemina (Derecha nacionalista) de Naftali Bennett sería uno de los que podrían ir “con Netanyahu.

Israel Beiteinu (Israel Nuestro Hogar) de Avigdor Liberman es nacionalista laico “anti Netanyahu”. Los partidos Ortodoxos, Shas (sefaradí) y Iahadut Hatora (ashkenazí) serían de la partida de Bibi.

El laberinto electoral israelí habrá de incluir, esta vez, a Ron Huldai, el eterno Alcalde de Tel Aviv. Se formó en el Laborismo pero lanza su partido unipersonal The Israelis invitando a los Laboristas. Critica a Bibi por los años que está al frente del Gobierno, pero él mismo es “Mayor” desde 1998. Ciertos críticos piensan que se ha cansado de ser Intendente y gustaría pasar a las ligas mayores.

Faltaría la Lista Conjunta Árabe que ha comenzado a atomizarse en diferentes grupos de interés. El Alcalde de Nazaret y su gente desean integrarse y participar activamente de la realidad israelí. Otra fracción de la izquierda árabe israelí hace tiempo se venían acercándose al Partido Meretz. Ciertos grupúsculos están en la “cuadratura del círculo” de su ideología yihadista y pro palestina. Y una probable novedad sería el apoyo de ciertos círculos árabe-israelíes a la candidatura de Bibi.

Desarrollado este “laberinto” electoral cabe la pregunta: ¿Existe la posibilidad de formar Gobierno? Pareciera que ninguna alianza, “prima facie”, estaría en condiciones de alcanzar los 61 de los 120.Una posibilidad es que algún “anti Bibi” le brinde a este una nueva oportunidad y un nuevo triunfo. Otra probabilidad es que todas las fracciones “anti Bibi”, sin exclusiones, acuerden formar Gobierno.

Sea por el “Corona”, como lo llaman, y/o por política sería factible la suspensión de las elecciones. Finalmente, sin un Gobierno estable, se llegaría a una solución a la italiana, o sea nuevas elecciones.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s