El COVID-19 y las Relaciones Internacionales

Ante la sorprendente situación global creada por el “corona-virus” muchos políticos, economistas y sanitaristas han comenzado a determinar cómo se ha podido convertir, con tanta velocidad, una epidemia originada en Wuhan, una localidad en China, en una pandemia mundial con su consecuente descalabro económico y social.

Los primeros resultados implican, cada vez con mayor énfasis, al Régimen totalitario de China y a la Organización Mundial de la Salud (OMS). Veamos las pruebas y los argumentos que exhiben los investigadores y analistas de diversos países.

CHINA: Hace unos años Guy Sorman, Profesor, Economista, Escritor y reconocido analista político francés, pasó un año recorriendo la China profunda de sus pueblos y provincias, experiencia que plasmó en un libro que subtituló “El Imperio de las mentiras” (Editorial Sudamericana) en el cual detalló las calamitosas injusticias, la corrupción del poder, la censura y autocensura obligada, la vigilancia continua, la burda propaganda y la represión indignante sobre sus 1.300 millones de habitantes. A mediados de Noviembre de 2019 un médico de Wuhan comenzó a alarmarse al comprobar que un número anormal de pacientes estaba contrayendo una especie de gripe no conocida que producía un porcentaje superior de muertes. Decidió primero informar a sus colegas médicos del hospital los que apelaron al Director del mismo quien tomó un tiempo para la toma de una decisión. A mediados de Diciembre 2019 los médicos de Wuhan resolvieron informar al Gobierno sobre el nuevo coronavirus. Sostiene Guy Sorman: “Al Gobierno de China no le gustan las malas noticias y durante un mes decidieron decir que no era cierto”. De inmediato encarcelaron a los médicos prohibiéndoles decir la verdad. Mientras tanto el virus se fue esparciendo por toda la Provincia de Hubei y de allí al país. El intenso tráfico comercial y humano entre China y el mundo provocó que los transportes y viajeros, principalmente de Europa y EE.UU, se llevaran el virus a sus respectivos hogares. Es por ello que Guy Sorman remata: “De no haber sido por ese retraso de orden político, la enfermedad podría haber sido contenida en Wuhan. Considero por ello al Gobierno chino responsable directo de esta pandemia”. Varios países europeos y Gran Bretaña ya han comenzado a elaborar una demanda billonaria por los incontables costos que harán recaer sobre China por esta nefasta actuación de este Gobierno dictatorial.

OMS: Críticos de todo el planeta han acusado a la OMS y especialmente a su Jefe, el etíope Tedros A. Ghebreyesus, no solo de haber actuado tarde y mal sino también de haber elogiado a China cuando debería haberlos denunciado por su inicua tropelía. Dicho tiempo y espacio otorgado por la OMS a China permitió que el virus cruzara fronteras y continentes ya que de Noviembre 2019 a Febrero 2020 millones de personas viajaron alrededor del mundo sin saber lo que estaba sucediendo. Ello fue lo que provocó una enfermedad en epidemia para luego transformarse en pandemia. Dolorosa e inimaginable realidad que puede provocar la desidia de una Dictadura.

Artículo de Víctor Zajdenberg publicado en el El Economista

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s