La comunidad judía recordó y conmemoró Iom HaShoá

El jueves 3 de mayo la Delegación de Asociaciones Israelitas Argentinas (DAIA) junto con el Museo del Holocausto conmemoró el 76° aniversario del Día del Holocausto y del Heroísmo del Levantamiento del Gueto de Varsovia. El acto se realizó en la Sala Sinfónica del Centro Cultural Kirchner (CCK) con la presencia de funcionarios del gobierno nacional, dirigentes comunitarios, invitados especiales y público en general.

La ceremonia que estuvo bajo el lema: “El Holocausto NO tuvo la última palabra” comenzó con un minuto de silencio en memoria de los seis millones de judíos asesinados por el nazismo, luego el Jazán Gabriel Fleischer entonó la oración del K´el Male Rajamín, la oración que recuerda a los fallecidos, también recitó un Salmo de David e introdujo el Kadish de Duelo que fue pronunciado por varios asistentes del público. A continuación doce sobrevivientes subieron al escenario para encender las seis velas de recordación, mientras Jessica Schultz leía la biografía de los sobrevivientes que habían subido al escenario.

Uno de los oradores fue el Ministro de Educación, Ciencia y Tecnología Alejandro Finocchiaro que recalcó: “Hoy estamos aquí en Iom Hashoá recordando el Levantamiento del Gueto de Varsovia; y cuando lo recordamos cada año sentimos mucho dolor, angustia, llanto. Lo sentimos por todos los que murieron, por los que no están. Lo sentimos por los que fueron víctimas de una de las páginas más nefastas y malditas de la humanidad”.

En referencia al lema del acto, el ministro planteó: “Me gustaría rescatar un valor de todos los valores que se pusieron en juego en el Levantamiento del Gueto de Varsovia. Ese valor es la rebelión, la rebelión que siempre, lo sabemos, estuvo asociada a cada lucha libertaria en el mundo, la juventud”.

“Un tributo a cada joven que se rebeló, se rebela y se rebelará cuando falte libertad, cuando esté en peligro la vida, cuando falte dignidad”, añadió Finocchiaro.

El ministro continuó diciendo: “Pero puestos en la disyuntiva – terrible disyuntiva para el ser humano – de no poder elegir como vivir, eligieron elegir como morir. Durante el tiempo que duro la rebelión, la maquinaria homicida más terrible de la humanidad se quedó muda y se escuchó la voz potente del ideal moral que los rebeldes profesaban”.

Por su parte, Federico Treguer y David Dolensky en representación de la Juventud (Noam-Consejo Juvenil Sionista Argentino y Juventud Macabea) plantearon un paralelismo con el “Nunca Más” ocurran atrocidades como las sucedidas en el Holocausto y en la Dictadura Militar de nuestro país.

Otra de las oradores fue Hanka Grsmot, sobreviviente de la Shoá, quien relató su historia que comenzó en Lodz, Polonia, y que con el estallido de la guerra pasó por los campos de concentración de Auschwitz y luego en Oranienburg. Por su parte, el presidente del Museo del Holocausto, Marcelo Midlin subrayó: “Los judíos estudiaron, enseñaron, se escondieron, mantuvieron sus tradiciones y enfrentaron así el intento de deshumanización impuesto por los nazis, algunos pocos en medio de la desesperación, se convirtieron en un ícono de la resistencia al tomar las armas, aun sabiendo que no podían vencer, pero dejaron una huella que hasta hoy recordamos”. En consonancia con este mensaje la máxima autoridad del museo recalcó la “necesidad de contar con espacio educativo, tecnológico y moderno que convine educación, memoria y el compromiso de los Derechos Humanos”.

“Estamos acá para decirles a los antisemitas: los nazis nunca van a tener la última palabra. Por eso las recordamos, las honramos, traemos a nuestro presente sus tremendas historias e intentamos imaginarnos las condiciones extremas en que transcurrían sus días y nos unimos en homenaje, para perpetuar ese recuerdo”, enfatizó en su dicurso el presidente de la DAIA, Dr. Jorge Knoblovits.

“Lo hacemos con la convicción que debemos asumir cuando dos o tres generaciones después del horror, cuando aún hay sobrevivientes que narran su dolor y sabemos que existen ignorantes que desconocen la tragedia. Asesinos en potencia que niegan la existencia del Holocausto y el exterminio humano del régimen nazi”, agregó.

En este contexto, Knoblovits señaló que “somos testigos de cómo el fenómeno del antisemitismo recrudece en Europa de mano de movimientos xenófobos y antisemitas que piensan hasta alcanzar, en muchos casos, espacios de poder político con pretensiones hegemónicas”.

“Se trata de un fuerte llamado de atención para nosotros, si los discursos de odio y las amenazas no se detienen a tiempo llega la violencia extrema y tenemos la obligación de hacer nuestro mayor esfuerzo para impedir que el antisemitismo y otras formas de discriminación penetren en nuestro tejido social”.

Durante el acto se proyectaron videos de sobrevivientes de otras partes del mundo contando hechos que sufrieron y el Coro Nacional de Niños dependiente de la Secretaria de Cultura de la Nación, dirigido por María Isabel, que interpretó “Derechos, Derechos” promediando el acto y al finalizar el mismo cantando el Himno de los Partisanos en su idioma original y en castellano.

Foto de portada tomada del Facebook de DAIA.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s